CAHALEPAPAMORVA
Desde hace tiempo se ha venido denunciando el abuso que las tropas de paz han venido llevando a cabo en la ayuda humanitaria, especialmente en los momentos de desgracias, en donde se cometen abusos sexuales especialmente en niños.
La realidad de la prostitución y de otras explotaciones sexuales en el contexto de las fuerzas de paz es profundamente preocupante para muchos, porque la ONU ha recibido la orden de entrar en una sociedad rota para ayudarla
Estos hechos se han dado desde hace tiempo como nos los recuerda el informe de Naciones Unidas sobre las acusaciones de presunto abuso sexual por parte de los "cascos azules" insta a una evaluación pormenorizada de las tropas de paz.
El informe establece que los países que envíen tropas para ejecutar misiones de paz, deben tomar acciones legales contra aquellos soldados encontrados culpables de este tipo de ofensas.
Asimismo, el documento preparado por el embajador de Jordania, el príncipe Zeid Ra'ad Zeid al-Hussein, propone una reforma a la manera en que se manejan las 17 operaciones de paz del organismo.
"La realidad de la prostitución y de otras explotaciones sexuales en el contexto de las fuerzas de paz es profundamente preocupante para muchos, porque la ONU ha recibido la orden de entrar en una sociedad rota para ayudarla", señaló Zeid.
Tal como lo relata, news.bbc.co.uk la ONU recomienda la congelación de los sueldos de los soldados involucrados en cualquier tipo de abuso sexual.
El informe establece la creación de un fondo para ayudar a las mujeres y niñas que pudieran haber dejado embarazadas.
El embajador de Jordania anunció adicionalmente la necesidad de establecer reglas y códigos de conducta para todos los "cascos azules" y los civiles involucrados en las misiones de paz.
La ONU informó que se investigan unos 140 casos de presunta explotación sexual que fueron reportados en la República Democrática de Congo.
La organización británica Save the children aseguró que miembros de las tropas de paz de la ONU y de organizaciones de ayuda abusaron sexualmente de niños en el Congo, Costa de Marfil y otros países.
Algunas de las víctimas tenían apenas seis años, afirmó Heather Kerr, directora de la organización en Costa de Marfil.
Denunció que "no sólo se negocia el sexo con los niños a cambio de alimentos, también hay violaciones y pornografía infantil con niños que están especialmente desprotegidos como refugiados, huérfanos o niños de la calle".
El informe fue enviado a la ONU, que investigará las acusaciones. Kerr aclaró sin embargo que se trata de una minoría entre los soldados de la ONU y los cooperantes.
Es sabido que la ONU ha sido afectada por nuevos cargos de abuso sexual contra mujeres, adolescentes y niños por parte de soldados, personal civil y organizaciones humanitarias que trabajan con la bendición del foro mundial o bajo su bandera.
La organización realiza una investigación en base a un informe de Annan, según el cual seis de los 48 organismos de la ONU que trabajan en el terreno han recibido denuncias de nuevos casos de explotación o abuso sexual, principalmente por parte de cascos azules, en 2003.
Al presentar el informe de Annan ante el comité, la secretaria general adjunta de Recursos Humanos, Rosemary McCreery, señaló que el estudio representa sólo un primer paso hacia el cumplimiento de los principios y normas de la ONU.
McCreery destacó los abusos sexuales perpetrados por civiles, policías y militares en lprovincia serbia autónoma de Kosovo y en la región de Bunia, en República Democrática de Congo.
Annan busca el apoyo de los gobiernos miembros para garantizar que su personal militar que sirve en la ONU rinda cuentas por cualquier acto de explotación sexual u otros abusos, dijo la funcionaria.
El diario The Washington Times informó el jueves que un libro de próximo lanzamiento, escrito por actuales y antiguos funcionarios de la ONU, afirma que los cascos azules búlgaros desplegados en Camboya a mediados de los años 90 eran en realidad ex convictos que aceptaron servir seis meses en ese país a cambio de su libertad.
Los búlgaros andaban”completamente borrachos” y ”violaban a mujeres camboyanas vulnerables”, dice el libro, titulado ”Sexo de emergencia y otras medidas desesperadas: Una historia verdadera sobre el infierno en la Tierra”. El embajador de Bulgaria en Estados Unidos negó las acusaciones.
aporrea.org. agrega, , que las tropas de paz de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo siguen cometiendo abusos sexuales contra niñas en el país a pesar de las quejas e investigaciones, reportó una agencia de vigilancia del organismo internacional.
El año pasado las tropas de paz de la ONU fueron acusadas de violaciones en grupo, de acoso sexual y de sobornar a niñas de 12 y 13 años con huevos, leche y algunos dólares a cambio de sexo en los matorrales, debajo de árboles de mangos, o al descampado.
El nuevo informe de la Oficina de Servicios de Supervisión Interna (OSSI) de la ONU se concentra en Bunia, zona en el este del Congo donde los combates se intensificaron a comienzos de este año.
"Desde nuestro punto de vista, el problema ocurrió y sigue ocurriendo," dijo en conferencia de prensa Bárbara Dixon, de OSSI, quien trabajó en el informe. "Los comandantes del contingente opusieron bastante resistencia" a las investigaciones.
Un empleado francés de la ONU, quien realizó videos pornográficos de niñas, fue acusado de violación y posteriormente encarcelado en Francia. Sudáfrica está enjuiciando a dos soldados. También hay acusaciones pendientes contra efectivos de Nepal, Túnez, Marruecos y Uruguay.
Las Naciones Unidas tienen muchas regulaciones para impedir que sus empleados se aprovechen de la población local, especialmente en lo tocante a las relaciones sexuales con adolescentes menores de 18 años.