CHALEPAPAMORVA

Indescrimida es la matanza que día a día sufren los animales salvajes, a fin de ser consumidas su carne, muchos como en el Africa por hambre, por miseria, aun en los países latinos , Asia, que además los consideran manjarers, muchos afrodisíacos, medicinales.Lo cierto. que no importa la extinción de las especies como algunos tigres, elefantes que han venido deapareciendo.

Hay que darse cuenta lo que la ambición de poder, de la identificación del hombre con el materialismo en todo lo que es capaz de originar a fin de satisfacer necesidades artificiales, conllevando a maltratar, eliminar a animales se muchos de ellos majestuosos , todo con el fin de negociar adquirir su carne, piel, organos.

No nos sorprende, que se señale, que en África se come y comercializa carne de todo tipo de animales salvajes. Se denomina "bushmeat" e incluye especies como elefantes, gorilas, chimpancés y otros simios, cocodrilos, puercoespines, entre otras.

Para muchas poblaciones de África que viven en la línea de la pobreza y la miseria, este tipo de carne es considerada como un recurso valorado para obtener mínimos ingresos

La ausencia de animales salvajes debido a la caza intensiva, conducirá a la pérdida de depredadores como el leopardo, los gatos salvajes, las grandes culebras y los pájaros de presa que dependen de ellos para alimentarse

Tierraamerica,net nos aporta al respecto, que la captura ilegal de animales para la venta de su carne se ha vuelto la amenaza más inmediata para el futuro de especies animales africanas y ya causó la extinción de algunas, según una coalición de grupos ambientalistas y científicos de 20 países que se reunieron en Washington recientemente.

"Los animales son cazados a un ritmo insostenible, y el riesgo de extinción local y regional de varias especies de la fauna africana es muy real", previno Michael Hutchins, presidente del Grupo de Trabajo sobre la Caza de Animales por su Carne.

El Grupo de Trabajo es un consorcio de organizaciones ambientalistas que incluye a Jane Goodall Institute, Conservation International y Wildlife Conservation Society.

La preocupación por el aumento de la caza en Africa aumentó el año pasado, cuando unos científicos anunciaron la extinción del mono rojo de Miss Waldron, un primate antes existente en las zonas boscosas de Costa de Marfil y Ghana.

Los científicos creen que el mono desapareció debido a la reducción de su hábitat y a su intensa caza para el consumo de su carne.

Cada año se consume en la cuenca del Congo hasta un millón de toneladas de carne de animales salvajes, equivalentes a cuatro millones de cabezas de ganado, estimó el Grupo de Trabajo.

Se prevé que el consumo de esa carne continuará aumentando al menos tres por ciento al año junto con el crecimiento de la población y de los ingresos familiares, dice una declaración consensual de la conferencia.
"La matanza y la carneada de chimpancés en la jungla puede representar un riesgo para la salud de las personas involucradas en este comercio y un potencial punto de entrada para nuevas enfermedades en la población humana mundial", dice la declaración del Grupo de Trabajo.

En 26 especies diferentes de primates africanos se detectaron síntomas de infección por el virus de inmunodeficiencia simia. Muchos de ellos son regularmente cazados para la venta de su carne, señalaron los investigadores.

Ciertos informes vincularon a primates no humanos con el mortal virus Ebola, y algunas muertes humanas por diarrea fueron relacionadas con el consumo de carne de animales salvajes.

La extinción de especies animales en el oeste y el centro de Africa podría perjudicar a las personas que dependen de ellas para alimentarse, advirtieron los investigadores.

"Cerca de 60 por ciento de las proteínas que consumen los campesinos africanos proceden de la carne de animales salvajes. Si éstos desaparecen, ¿qué será de esas personas?", preguntó Hutchins.

Pero detener la caza es muy difícil, porque sus causas son muy complejas y están interrelacionadas.

"La economía, el crecimiento de la población, el gobierno y sus políticas, la industria y las tradiciones locales influyen en este asunto", señaló Hutchins.

La creciente demanda de carne, la falta de opciones económicas para comunidades urbanas y rurales junto a la complicidad de gobernantes y fuerzas del orden llevaron a que "todos puedan cazar casi en cualquier parte y vender la carne con escasa o ninguna restricción", dice la declaración del Grupo de Trabajo.
Varios expertos creen que la mayor parte de los simios estarán extinguidos en cinco a 10 años, observó Klaus Toepfer, director ejecutivo del PNUMA.

"No podemos permanecer pasivos mientras estas criaturas que comparten 98 por ciento del ADN (ácido desoxirribonucleico) de los seres humanos desaparecen"

Por otra parte, se sabe que el consumo de animales exóticos es algo muy popular desde hace miles de años en China, donde a cada animal se le atribuyen ciertas propiedades curativas o beneficiosas que pasan al hombre cuando éste se alimenta de ellos.

La prohibición del consumo de animales salvajes ya está en vigor en Cantón, la provincia del sur de China donde se originó el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SRAS), y también en Pekín, donde se registró el mayor número de casos de todo el mundo.

He de esperarse que las autoridades chinas definitivamente hagan valer la ley que prohiba el consumo de carne de unas 1.800 especies de animales exóticos y salvajes en todo el país. El objetivo es prevenir la aparición de enfermedades como la neumonía atípica, según han explicado fuentes oficiales. La ley cambiará para siempre hábitos alimentarios milenarios en China